ORGÓ

Asistencia Clínica

 

 

Psicoterapia Breve Caracteroanalítica (P.B.C.)
Vegetoterapia Caracteroanalítica

Psicoterapia Breve Caracteroanalítica (P.B.C.)

La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica (P.B.C.) es una sistemática clínica focal elaborada por X. Serrano y desarrollada por sus colaboradores, donde se integra fundamentalmente, aspectos de la psicoterapia breve analítica (Malan, Davanloo, Braier..), del análisis del Carácter de Wilhelm Reich, con la praxis corporal y neurovegetativa de la Vegetoterapia Caracteroanalítica (W. Reich, Federico Navarro…).

Partiendo del síntoma y de los factores conductuales y estructurales que provocan el sufrimiento psíquico o somatopsíquico del paciente se marca un objetivo terapéutico dentro del contrato clínico, que se deberá cumplir en un plazo de 3 a 6 meses de trabajo con una media de una sesión semanal de 50 minutos aproximadamente. Las sesiones individuales se pueden acompañar , si se ve adecuado, con sesiones de grupo (compuestas por ocho personas , entre hombres y mujeres, donde se abordan aquellos temas que tienen una clara vinculación con dinámicas sociales: roles, inhibición de sentimientos, imagen corporal, conflictos con la autoridad, fobia social…) que tendrán una duración de 2 horas y un total de alrededor de 8 sesiones grupales, con una media de dos sesiones mensuales. Básicamente este encuadre se utiliza en personas que después del diagnostico se ve adecuado por motivos específicos o para aquellas que no pueden costearse una terapia profunda, o porque su nivel de implicación (insight) y de motivación al cambio es bajo. Teniendo resultados francamente muy positivos en la resolución de objetivos parciales: desaparición del síntoma, evitación del sufrimiento, fortalecimiento yoico, mayor conocimiento de sí mismo y de la forma de desarrollar las potencialidades individuales.


Vegetoterapia Caracteroanalítica

Este modelo terapéutico lo inicia Wilhelm Reich (1897-1957) en la década de los años 30 en Berlín y en los países nórdicos y seguirá evolucionando cuando vivió en Estados Unidos, aplicándolo también en el tratamiento de los trastornos funcionales y degenerativos, en combinación con otras herramientas médicas y energéticas por lo que le cambió el nombre definiéndola como "orgonterapia".

Se trata de una terapia psicoanalítica en la que se introduce el cuerpo, el sistema neuromuscular y neurovegetativo, como medio terapéutico, facilitando la abreacción emocional a través de la reactivación de las experiencias y recuerdos infantiles y la dinámica relacional y transferencial. De esa manera la persona trabaja en el diván y en una atmósfera que facilita la regresión terapéutica y la emergencia del inconsciente a través de la palabra y de la expresión emocional.

Junto a la interpretación de los sueños, actos fallidos y la transferencia se interpretan también las respuestas corporales, los cambios vegetativos durante las sesiones, la forma de respirar, de hablar y de moverse, realizando una elaboración somatopsíquica que le permite a la persona un mayor conocimiento de sus mecanismos de defensa en forma de actitudes caracteriales y musculares que Reich denominó Coraza y que limitan y atrofian el desarrollo de las potencialidades corporales y psíquicas, produciendo en el tiempo síntomas psicopatológicos y psicosomáticos, límites en la percepción, reducción en la capacidad de placer, agresividad contenida, limitada gestión de las pulsiones, insatisfacción existencial y vital, depresión, vacío, ansiedad.

Se recuperará, a través de estos medios terapéuticos, el equilibrio psíquico y emocional; la capacidad orgástica, de placer, y de Autoestima y gestión de su vida teniendo en cuenta los límites producidos por su realidad concreta, facilitando medios para su transformación. Por los objetivos que tiene esta terapéutica, que ha sido sistematizada y perfeccionada por diversos profesionales post-reichianos, en particular por el neuropsiquiatra italiano F. Navarro, es bastante más larga que la P.B.C., tiene una duración aproximada (según la estructura del paciente) de 3 a 4 años realizando dos sesiones semanales de 45 minutos o una doble de hora y media a la semana. Según el numero de sesiones (un mínimo de seis al mes), la implicación y motivación de la persona, la empatía entre terapeuta y paciente y la propia dinámica clínica tendrá una duración mayor o menor.

Es evidente, asímismo, que en la consecución de estos objetivos, se viven dinámicas de crisis que permiten que la persona se encuentre con su esencia y sus procesos nucleares siendo a veces un pequeño viaje a través del propio infierno, pero en un transporte suficientemente seguro como para atravesarlo con éxito. Esta Psicoterapia Corporal se realiza en sesiones individuales y una vez pasada la fase inicial se combina con sesiones de grupo de 2 años, donde unas 12 personas se encuentran una vez al mes durante cuatro horas para llevar un proceso grupal siguiendo una sistemática propia, combinando técnicas verbales y corporales del propio modelo y de otros (sistémicos, psicodramáticos, grupo-análisis,….) abordándose situaciones y conflictos personales vinculados a lo social siendo el grupo el propio sistema terapéutico. La posibilidad real de comenzar este proceso y la forma de realizarlo se indica después de realizar el diagnostico estructural (D.I.D.E.)

© X. Serrano.

Actividades | Orgó Informa | Atención Clínica | Formación| El Equipo | Artículos y bibliografía | Otros enlaces
página principal


ORGÓ
Centre Clínic Reichià
Lepant 367, entl. 1ª (Trav. De Gràcia)
08025 Barcelona
Tel./fax 93 347 62 28
E-mail: